¿Por qué utilizar el enfoque manual?

¿Por qué utilizar el enfoque manual?

Para aquellos que recién empiezan, conocer el mundo de la fotografía es empezar a indagar en un montón de nuevos conceptos y funciones de máquinas fotográficas que antes las cámaras no tenían, por ejemplo las funciones automáticas. Dentro de las que cuentan con este tipo de función -el modo de enfoque- es muy fácil programarlo. Pero nos estamos olvidando de la importancia que tiene hacerlo manualmente.

Al igual o incluso mucho más que otros aparatos las cámaras fotográficas han producido enormes avances en los últimos tiempos. Los últimos modelos ya presentan un sistema que no necesita de espejos y que se pone a la cabeza con las máquinas réflex en el mercado, dejando de lado la diferencia de precios. En realidad lo que desean las grandes corporaciones dedicadas a la fotografía es mejorar los sistemas AF para poder conseguir imagen de calidad a la altura de DSLR que es el que lidera actualmente. Utilizar el enfoque manual significa proyectar el ojo y la mano fuera de la propia cámara, esto le permite al profesional volverse “un poco más artista” debido a que su concentración en la imagen es mucho más intensa que de alguna otra forma.

No podríamos nunca afirmar que el enfoque manual ha desaparecido completamente y queda en peligro de extinción ya que todo profesional sabe la importancia que tiene aprender a sacar fotos de esta forma, es como una ley conocida: quien lo utiliza es probable que sea mejor fotógrafo y que su calidad de fotos lleve su impronta marcada.

Utilizar un sistema manual de enfoque permite que puedas escoger tú mismo dentro de los que existen en el mercado. Cada uno de ellos tienen su particularidad y son muy precisos, por tanto dependiendo del tipo de fotografía que quieras tomar deberías escoger tu modo. De esta forma no tendrás que depender de la eficiencia que tenga tu cámara para enfocar ni del tiempo que puede llevar a hacerlo.

Dentro de las formas de enfoque manual nos encontramos con funciones comunes como la fotografía macro que son utilizadas para retratos seleccionando un rasgo de la cara como puede ser un ojo. También se usa para lugares donde tienen poca luz y donde el foco automático nunca llegaría a cumplir la función solo. Aquí el problema se vería soluciona simplemente con girar el anillo para ajustar la distancia correcta de enfoque.

 

 ¿Utilizas el enfoque manual en tu cámara fotográfica?

Compártelo: